Raza de caballo Appaloosa

La raza de caballo Appaloosa

Todo el mundo sabe que el caballo Appaloosa es una de las 3 principales razas americanas (junto con el Paint Horse y por supuesto el Cuarto de Milla), pero pocos conocen su historia.


El Appaloosa, a diferencia de las otras dos razas de caballos americanas, es un caballo indio. Fue criado por la tribu Nez percé (nariz agujereada) que era la única tribu indígena que practicaba una selección real de sus caballos: castigaban a los machos que no eran lo suficientemente buenos para ellos revendiéndolos a otras tribus. Hacían lo mismo con las yeguas con peor morfología.

Contrariamente a lo que se podría pensar, los “Nez Percés” no seleccionaban solo por el pelaje, aunque preferían los caballos manchados, también aceptaban los caballos píos y los caballos con capas simples (de un sólo color).

Indios Nez Percé

Los criterios físicos que preferían los indios Nez Percé eran la resistencia, el aguante, la frugalidad, una estructura ósea robusta y una musculatura desarrollada. En resumen, lo mejor de lo mejor.

El tamaño admitido en la raza es de 1,40 m a 1,60 m en ejemplares adultos. Cuentan con un pecho grande, hombros inclinados, cabeza con mejillas pronunciadas, pecho alargado bien asentado, cruz bastante prominente, lomo corto, cuartos traseros desarrollados y miembros rectos con cañas cortas y pezuñas redondas.

El temperamento también era un criterio de selección, los caballos debían ser amables, inteligentes, tranquilos y confiados con el hombre (lo que no impide que el Appaloosa tenga la reputación de tener mal genio). Por lo tanto, la raza Appaloosa se convirtió en una de las razas más resistentes y duraderas que existen.

Sin embargo, su historia pudo tener un final nefasto, cuando en 1877 la tribu Nez Percé liderada por el Jefe Joseph trató de llegar a Canadá para escapar del ejército estadounidense y evitar ser enviados en una reserva. Consiguieron escapar del ejercito debido a que éste no contaba con caballos capaces de seguirlos. En la huida de más de 2.000 km perdieron más de 900 caballos. Fueron detenidos apenas a 50 km de la frontera. Los más de 1.000 caballos restantes fueron vendidos a ganaderos.

Caballo Appaloosa

A principios del siglo XIX, cuando la raza de caballo Appaloosa casi había desaparecido, varios ganaderos apasionados por la raza lanzaron un intento de rescate buscando a la mayoría de supervivientes, estableciendo los criterios actuales de la raza y lanzando un libro genealógico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.