Caballo con cólico

5 mitos sobre el cólico equino que debes conocer (y no creer)

El cólico se ha reconocido en los caballos durante mucho, mucho tiempo, pero solo recientemente los veterinarios han podido diagnosticar con precisión y tratar con eficacia los casos de cólicos. Existen muchos mitos sobre el cólico equino que debes conocer para no creértelos.


Los chinos de hace muchos siglos ya reconocieron los signos de cólicos y vieron que los caballos afectados no podían defecar e incluso escribieron sobre el problema en un texto de principios del siglo XVII. Sin embargo, dado que los chinos no entendían por aquel entonces la anatomía del caballo, realmente no sabían qué estaba pasando. Concluyeron que, para tratar eficazmente los cólicos, una persona debería insertar su brazo en el recto del caballo e intentar eliminar las heces para evitar el bloqueo.

Los mitos médicos a menudo comienzan con observaciones razonables, que tienen una notable capacidad de mantenerse a lo largo del tiempo, incluso mucho después de que haya pruebas sólidas de que son mitos. 

Muchos mitos sobre los cólicos en los caballos persisten en la actualidad, así que veamos si podemos abordar algunos de los más comunes. Nunca se sabe, podría darle a alguien un poco de tranquilidad.

¿Cuáles son los principales mitos sobre el cólico equino?

1. Los caballos no tienen cólicos porque cambia el clima.

Hace calor un día, hace frío al siguiente. O la lluvia se acerca. Tu caballo tiene cólicos. ¿No es razonable asociarlo?

Sin embargo, el clima cambia todo el tiempo y los caballos sufren cólicos todo el tiempo (después de todo, el cólico es la afección médica más común del caballo). Uno parece no tener nada que ver con el otro, al menos, no de manera consistente según los estudios, pero como ambos ocurren con frecuencia, es fácil establecer una asociación. La mayoría de los estudios sobre cólicos incluso han demostrado que los cambios climáticos no causan cólicos. 

La asociación entre el clima y los cólicos no está confirmada, pero como no es algo sobre lo que puedas hacer nada, no deberías darle demasiada importancia.

Poni de Connemara

2. Los caballos no retuercen sus intestinos cuando ruedan.

¿Alguna vez has visto a un caballo echarse y rodar, felizmente rascándose la espalda y frotando sus costados en la tierra? ¿Alguna vez has visto a un caballo desarrollar un intestino retorcido después? No lo creo. Sin embargo es uno de los mitos sobre el cólico equino más extendidos.

Los caballos que se sienten incómodos por el dolor de los cólicos a menudo se acuestan y ruedan. Están tratando de encontrar una manera de sentirse cómodos, como cuando te acuestas en el sofá después de una mala comida. Los caballos con dolor de cólico a menudo cambian de posición y ruedan. Solo están tratando de sentirse cómodos: tratando de alejarse del dolor.

He aquí otro mito muy extendido, pero es completamente erróneo. ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? Cuando un caballo sufre dolores intestinales rueda para aliviarse, pero no al revés. Es decir, rodar no provoca la dolencia.

Si un caballo se está golpeando a sí mismo por rodar frenéticamente de dolor, ciertamente hay muchas razones para evitar que lo haga. Sin embargo, si tu caballo rueda, el intestino no corre peligro de torcerse. En el peor de los casos, probablemente ya lo haya hecho.

Caballo con cólico

3.  Pasee a caballo, pase lo que pase. ¿O no?

Creo que la idea de que los caballos necesitan caminar cuando tienen un cólico probablemente proviene de la preocupación por que su intestino se retuerza. “Si no pueden acostarse, no pueden retorcerse las tripas”, imagino que debe pensar todo el mundo. Es otro de los mitos sobre el cólico equino.

Caminar no es directamente terapéutico para un cólico. Si un caballo se siente relativamente cómodo acostado, no hay ninguna razón real para levantarlo solo para que pueda caminar. Imagínate, en el sofá, sintiéndote mal después de esa comida picante que pediste en contra de lo que te decía tu cabeza. ¿Cómo te sentirías si alguien se te acercara y te dijera: «venga, vamos a dar un paseo»? Homicidio justificable.

Dicho esto, puede haber algún pequeño beneficio en pasear a un caballo con cólicos. Puede ayudar a distraer al caballo con un cólico leve y ayudarlo a olvidarse de su dolor. También le viene bien al dueño, para tranquilizarse hasta que llegue el veterinario.

Caballo Tennessee Walking

4. No existen medicamentos milagrosos para un caballo con cólicos. 

Hay algunos medicamentos que tienen la etiqueta de milagrosos para el tratamiento de los cólicos en caballos. Algunos se anuncian como «la droga para los cólicos», con impresionantes imágenes que parece que te indican que serías tonto si no lo usases.

Debido a esto algunos dueños de caballos han aprendido que determinados medicamentos son imprescindibles para el tratamiento del cólico, si no los encuentran o no los tienen a mano, pueden darse por perdidos. De hecho, algunas personas incluso dicen que son tan potentes que funcionan a los pocos minutos de su administración (lo cual, dado lo que sabemos sobre cómo funciona el medicamento, no es posible).

La evidencia científica no respalda la idea de que ningún medicamento sea «imprescindible» para tratar a un caballo con cólicos.

No hay ninguna razón para administrar  ningún  medicamento para  ninguna afección, sin un diagnóstico adecuado.

5. Agregue tratamientos «alternativos» para ayudar a su caballo con los cólicos. 

Algunas personas pueden agregar tratamientos como acupuntura o masajes a sus esfuerzos para ayudar a un caballo con cólicos. Otros pueden agregar gran cantidad de suplementos alimenticios que se dice que ayudan a prevenir los cólicos, o hacen cosas como «ayudar» en la digestión. Tener caballos ya es bastante caro de por sí, ahorra dinero.

En general, no hay ninguna evidencia que indique que cualquier cosa «alternativa» sea útil, ya sea en la prevención o el tratamiento de los cólicos. En el caso de la acupuntura, hay buenas evidencias de que no ayuda en absoluto. Si tu caballo tiene un cólico, concéntrate en obtener un diagnóstico y tratamiento rápidos y adecuados.

Tratamiento caballos

¿Qué es lo más importante a tener en cuenta en caso de un cólico equino?

Cuando se trata de cólicos, las dos cosas más importantes a tener en cuenta son:

  1. Es la afección médica más común del caballo y
  2. La mayoría de los casos de cólicos se resuelven por sí solos o con tratamientos veterinarios.

Agregar tratamientos que carecen de evidencia de efectividad solo aumenta sus costos, sin mencionar la ansiedad. Por supuesto, si estás preocupado, y en algunos casos, ciertamente deberías estarlo, siempre debes consultar con tu veterinario. ¡Mantener la cabeza fría es siempre la mejor manera de hacerlo! ¡Y no hagas caso a los mitos sobre el cólico equino!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.